¿Cómo mejorar las prácticas de los emprendimientos durante la pandemia?

12/09/2021

Desde la llegada del Covid-19, la mayoría de las actividades económicas en todo el mundo tuvieron que detenerse, adaptarse a un contexto adverso y crear planes de acción para poder retomar sus labores de forma segura para hacer frente a la crisis económica y social generada por la pandemia.


Este cambio en las actividades afectó también a los emprendimientos, pues ante la incertidumbre fue necesario implementar nuevas estrategias para no detener los proyectos, al tiempo que se cuida la salud de quienes participan en ellos. Esto no ha sido una tarea fácil, ya que la mayoría de apoyos se han dado a empresas consolidadas, dejando de lado el apoyo a los emprendendores. Para mejorar las prácticas y actividades de tu emprendimiento en estos tiempos de crisis, puedes implementar acciones como:


1. Planifica con una visión empresarial


Una buena planeación es indispensable para el éxito de un emprendimiento, y lo es más aún en tiempos de crisis como el actual. Para cualquier empresa o emprendimiento, tener la capacidad de planificar, evaluar, reevaluar y ajustar lo necesario permite desarrollar un entorno más estable. Tener una planeación empresarial adecuada requiere tiempo, esfuerzo y recursos (incluso materiales o económicos), pero a largo plazo es indispensable para determinar las acciones a seguir en casos de crisis, expansión del proyecto o adaptación al entorno dinámico de la actualidad. Si tu emprendimiento no tiene una planeación sólida, es momento de comenzarla.


2. Asegúrate del valor que tiene tu producto o servicio


Aunque arriesgarse a ofrecer cosas novedosas puede ser un acierto, en tiempos de incertidumbre lo ideal es optar por productos o servicios que las personas consuman o utilicen en su vida diaria. Los emprendimientos exitosos inician con ideas simples, esas que conectan con los potenciales consumidores y que pueden garantizar el éxito del proyecto.


Siempre que se inicia un emprendimiento, es indispensable considerar cómo lo que tú ofreces ayuda o impacta en la vida de las personas y en el cumplimiento de sus necesidades. Es una práctica que debe adoptarse sí o sí para poder proyectar el cumplimiento de metas.


3. Busca nuevas formas de llegar a los consumidores potenciales


Si algo nos ha enseñado la pandemia es que es necesario tener en cuenta que no siempre podremos llevar a cabo las actividades económicas de la forma tradicional. Las empresas que aún no apostaban a la digitalización de procesos fueron las más afectadas por el confinamiento, porque tuvieron que adaptarse de forma casi obligada al uso de nuevos canales y procesos digitales para hacer visibles sus productos y continuar sus actividades.


Para que tu emprendimiento prospere, recurrir al uso de las herramientas digitales a tu alcance es indispensable, pues te ayudará a llegar a un público más amplio en estos tiempos de distanciamiento. Si tu emprendimiento aún no tiene distintos canales para llegar al consumidor, es momento de comenzar a implementarlos.


4. Fortalece la autoconfianza


Una de las claves para que tu emprendimiento crezca y se fortaleza es que tú mismo confíes en lo que estés haciendo, pero siempre de forma objetiva y clara.


Confiar en tu proyecto siempre te ayudará a detectar las oportunidades de crecimiento, las fallas en los procesos, y será un elemento indispensable para hacer frente a los momentos de crisis. ¿Cómo hacerlo? Empieza por creer en tu idea, en lo que aporta a los demás, teniendo claridad de hacia dónde quieres ir y hasta donde quieres llegar, y también cómo vas a hacerlo posible.


Emprender es un reto, una aventura que tendrá muchos momentos difíciles, pero también muchas satisfacciones. Y siempre tener claridad de las prácticas que puedes implementar para impulsar y fortalecer tu idea, te ayudará a hacerle frente a un entorno tan cambiante y dinámico como el que vivimos en la actualidad.

Regresar